sábado, 25 de julio de 2009

JOSÉ HIERRO



Este vídeo es una pequeña muestra del cd que hice con poemas del maestro José Hierro, sin duda uno de los mejores poetas de todos los tiempos.
Fue un verdadero aprendizaje y un honor sumergirme en su bibliografía durante varios meses. Para ello compré todos los libros en la universidad popular que lleva su nombre.
De hecho cuando yo era un chaval uno de los primeros poemas que leí y musiqué fue "Junto al mar" de Hierro, al igual que hice con Machado, Lorca, Miguel Hernández, Félix Grande o Manuel Pacheco entre otros.
Gaviota es el poema que he seleccionado de las 21canciones que forman este trabajo que tantos placeres me dió.
Mientras la escuchan podran ver en el clip: fotos, retratos y dibujos del genial Autor.

Gracias Pepe estés donde estés.


video

Nació en Madrid en 1922 aunque la mayor parte de su vida la pasó en Cantabria, puesto que su familia se trasladó a Santander cuando José contaba con apenas dos años. Allí cursó la carrera de perito industrial, pero se vio obligado a interrumpirla en 1936, al comienzo de la Guerra Civil Española.

Al finalizar la guerra fue detenido y encarcelado por pertenecer a una "organización de ayuda a los presos políticos", uno de los cuales era su propio padre. Pasó cinco años en prisión y fue liberado en enero de 1944 en Alcalá de Henares; hasta 1946 vivió en Valencia. Allí, en el Café El Gato Negro, participó en una tertulia literaria a la que asistían Ricardo Blasco, Angelina Gatell, Alejandro y Vicente Gaos, y Pedro Caba Landa, entre otros. . Desempeñó entonces divesos oficios pane lucrando. En 1948, en el Diario Alerta de Santander, hizo su primera crítica pictórica -sobre la obra del pintor burgalés Modesto Ciruelos(íntimo amigo que curiosamente falleció el mismo año), labor que continuó ejerciendo en distintos medios de comunicación, especialmente en Radio Nacional y el Diario Arriba de Madrid. En 1949 contrajo matrimonio con María de los Ángeles Torres. Funda la revista Proel y hasta 1952 dirige las publicaciones Cámara de Comercio y Cámara Sindical Agraria, para instalarse al fin en Madrid, donde reinició su carrera de escritor. Trabaja en el CSIC y en la Editorial Nacional. Colaboró en las revistas poéticas Corcel, Espadaña, Garcilaso. Juventud creadora, Poesía de España y Poesía Española, entre otras. Participó en los Congresos de Poesía de Segovia, 17 al 24 de junio de 1952 y Salamanca, 5 de julio de 1953; fue elegido miembro de la Real Academia Española en abril de 1999, pero no llegó a leer el discurso de ingreso porque poco después, en 2000, sufrió un infarto de miocardio que se le complicó con un enfisema por tabaquismo, de lo cual murió el 21 de diciembre de 2002.

Poseía la curiosa superstición de no poder escribir nunca en su propia casa; era normal verlo en la cafetería de Avenida Ciudad de Barcelona, en Madrid; en ella y en otros cafés escribió toda su obra. Era sin embargo un trabajador lento y minucioso: algunos de sus poemas tardaron años en encontrar la forma definitiva. También se dedicó al dibujo ocasionalmente.

José Hierro fue Premio Adonáis en 1947, Premio Nacional de Poesía (1953), Premio de la Crítica (1958 y 1965), Premio de la Fundación Juan March (1959), Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1981, Premio Nacional de las Letras Españolas 1990, Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 1995, Premio Europeo de Literatura Aristeión 1999, Premio Cervantes 1998.

Doctor Honoris Causa de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo en 1995 y en 2002 por la Universidad de Turín. Hijo Adoptivo de Cantabria en 1982. En 2002 el Ayuntamiento de Madrid le concedió la Medalla de Oro de la ciudad. El 25 de abril de 2008 la ciudad de Santander le rindió homenaje colocando un busto del poeta en el Paseo Marítimo, junto a Puertochico inspirado en los versos de uno de sus poemas sobre la bahía: "Si muero, que me pongan desnudo, desnudo junto al mar. Serán las aguas grises mi escudo y no habrá que luchar".

En San Sebastián de los Reyes (Madrid) también existe un busto del poeta frente al edificio que alberga la Universidad Popular José Hierro.

2 comentarios:

  1. Esta misma entrada me sirve para darte las gracias por el blog y para mostrar públicamente mi admiración por tu autoexigencia: Por ejercitar el hábito (saludable e inusual) de la gratitud a las obras y a las personas que contribuyeron a construirte. Como compartimos al "ingeniero" Pepe Hierro en una parte (él diría "recóndita" más que "espiritual") de lo que somos: Edificios apuntalados y reformados; salvados del derribo de milagro.

    Tu casa, que fue mía durante un par de horas, habló por ti con elocuencia: No teníamos los días tan contados como parecía... ¿Verdad?

    Aviso para visitantes:

    El Viejo maestro Pepe Hierro y el joven poeta Joaquín Lera ya están en el mismo sindicato. Uno imprescindible (universal) caído en horas lectivas. El otro, aprendiz entusiasta, se reivindica con su talento y su tiempo de trabajo (como demuestra en "La fragilidad de los espejos") a la poesía. Patrona arrogante y caprichosa que, como decía el primero, "se escribe sólo cuando ella quiere".

    Nos vemos, tronco.

    ResponderEliminar
  2. Hola Javi paísano de Sacra..
    ¡Cuanto tiempo sin verte!
    Creo que la última vez que te ví fué hace muchísimos años por los toros..
    ¿Acuérdate?.
    Por aquellos años díficiles de cambios.
    Ahora, más sosegados te leo. Siempre admiré
    tú música, no otras cosas, no creas..
    Y bueno, nos vemos por ahí.
    El otro día estuvimos con Muri y pasamos un rato muy entrañable.
    Javier, es un placer leerte y saludarte paísano. Un gran abrazo,
    GuillermoSastre.
    "Qué nació entre un mar de pinares al sur del duero" cerca de tu pueblo.

    ResponderEliminar