sábado, 1 de agosto de 2009

LUZ PICHEL



LUZ PICHEL PARA JOAQUÍN LERA


Trabajé con Joaquín Lera a lo largo de varios meses en un ir y venir de canciones y poemas. Estuve en su casa, conocí su taller de sueños, su rincón de la calma, la encina, el pino, el espliego; sus perros, antes de la muerte de Samba; la sierra, al fondo; Madrid, lo suficientemente lejos como para alcanzarla en un capricho. Todo lo que es efímero se va: un perro, una ciudad, una herida allá dentro, una madre. También la palabra es efímera y nos deja, y no puedo decir hoy lo que dije ayer sin inventarme. Pero Joaquín fue la sorpresa de un río que se desborda en los secanos. Después, la excursión en bicicleta por su orilla; y después, la carrera monte a través y contra todo; el entusiasmo, siempre. Desbrozadora en mano, sigue abriéndose paso este hombre entre los zarzales y no parará hasta devolverle al aire la música de las viejas hélices de los molinos que mueren lentamente en los regatos de mi tierra.


Luz Pichel (17/07/09).


Aquí les dejo el vídeo que se grabó en el Ateneo de Barcelona invitado por Luz Pichel donde canté la primera canción que hice de un poema suyo "Cunas de alambre". Está canción después fue grabada en el estudio Fábrica de Sueños y forma parte de un doble cd con con sus poemas. En total 25 canciones en gallego y en castellano ya que Luz escribe en ambas lenguas.
La primera vez que tuve un libro de ella en mis manos no pude dejar de leerlo hasta la última página. El libro se llama "Pájaro mudo y otros poemas". Allí estaba este poema del que os hablo. Después Luz tuvo la gentileza de regalarme
"La Marca de los potros"
(Premio Internacional de poesía Juan Ramón Jimenez) en su edición número venticuatro y "Casa pechada" .
Este libro gana en el 2006 el Premio Esquío de poesía en lengua gallega.
El caso es que con estas tres joyitas bajo el brazo empieza a rondar por mi cabeza la idea de hacer un par de canciones más, que luego fueron diez y al final veinte más cinco. Además tuve el privilegio de que Luz recitara en uno de los poemas, "Os sons da noite", al que puse una música suavita de fondo para que su voz fuera el instrumento principal.
Luz tiene una voz preciosa, de niña grande, que te atraviesa el alma, cercana y con unos matices que parecen salir de los bosques donde ella pasó su infancia.
El entusiasmo era contagioso y no paramos de llamarnos para echarnos flores mutuamente todo el tiempo que duró la producción.
Un lujo poder trabajar con esta maravillosa mujer.
Su nombre se lo debieron poner cuando vieron sus ojos azules. Dos faros que alumbran hasta en la oscuridad. Desde aquí queridiña, quiero agradecerte los buenos ratos que me hiciste pasar y el apoyo constante y la paciencia...
Un biquiño sempre.



video

No hay comentarios:

Publicar un comentario